Caen tres que esclavizaban a paraguayas en un prostíbulo de España

La policía española detuvo a tres proxenetas que reclutaban mujeres a través de una abogada paraguaya y las llevaban hasta la provincia de Zamora, donde eran obligadas a prostituirse bajo amenaza de que si se negaban la organización iba a dañar a sus familiares que habían quedado en nuestro país.

El caso se investigó a partir de que una de las compatriotas explotadas logró escapar de la casa de prostitución y acudió a la policía. La víctima comentó que la abogada encargada del reclutamiento la había contactado con el supuesto empresario español, quien la entrevistó.

Supuestamente, iba a trabajar como camarera y le iban a dar para los gastos de traslado 1.700 euros, lo que -según la promesa- podía devolver en cuotas. El pasaje se compró a través de una agencia de viajes de Ciudad del Este, donde la mujer relató haber conocido a otras compatriotas más que fueron víctimas de la red al igual que ella. Todas recibieron previamente instrucciones sobre cómo responder a los agentes de migraciones para que no tuvieran inconvenientes de entrar como turistas.

Viajaban en vuelos que tenían varias escalas y una vez que aterrizaban en suelo español aparecía el mismo empresario que las había entrevistado en Asunción acompañado de su esposa, más dos personas. Una vez llegado a destino. les informaban que no trabajarían de camareras, sino que deberían prestar servicios sexuales a los clientes de la casa.

En el prostíbulo, que funcionaba en la localidad llamada Quiruela de Vidriales, se les despojó de sus documentos y vivían encerradas sin posibilidad de hacer llamadas. Trabajaban en turnos de 6 de la tarde a 6 de la mañana, sin descanso y no le pagaban. Supuestamente, tenían que abonar el préstamo que les dio la organización, que al llegar allá ya se convertía en 4.000 euros; es decir, más del doble de lo que efectivamente recibieron.

La víctima relató además que en el citado local corría mucha droga, principalmente cocaína, la cual era llevada metida en el equipaje desde nuestro país. Relató que en el sitio había muchas paraguayas y que solo en 15 días llegaban 7 mujeres desde nuestro país. En el momento de la denuncia en España, el que actuaba como líder de la organización había viajado justamente a Paraguay para captar más mujeres.

La actuación de la policía española en coordinación con la de nuestro país impidió que dos compatriotas más fueran a parar a la misma red de prostitución, informaron medios españoles. No se dieron a conocer los nombres de los detenidos, ni de la abogada que hacía el reclutamiento en nuestro país.

 

Fuente: extra

[Total:1    Promedio:5/5]

Comentarios

Comentarios